viernes, 16 de julio de 2010

Llegó el momento en que el silencio es traición

Como te imaginarás, una y otra vez nos hacemos las mismas preguntas, con enloquecedora insistencia: ¿De que sirve esta guerra? ¿Por que los hombres no pueden vivir en paz? ¿Por que esta horrible devastación?
Pregunta comprensible, pero que aún no tiene respuesta. Sí, ¿Por que se construyen aviones cada vez más potentes y al mismo tiempo casas prefabricadas para la reconstrucción? ¿Por que se gastan cada día millones en la guerra, cuando no hay un quinto disponible para la medicina, los artistas y los pobres?
¿Por que hay quien sufre hambre, mientras que en otras partes del mundo los alimentos se pudren por superabundancia? ¡Oh! ¿Por que han enloquecido los hombres así? Nunca creeré que los poderosos, los políticos y los capitalistas son los únicos responsables de la guerra. No, el hombre común y corriente, también se alegra de hacerla. Si así no fuera, hace tiempo que los pueblos se habrían revelado. Los hombres tienen el mismo instinto de destruir, de asesinar, de matar, y tan solo mediante la acción de toda la Humanidad, sin excepción en pro de un gran cambio, la guerra persistirá.
- Diario de Ana Frank-

"Hay que ser Quijote y creerse que otro mundo es posible, y sobre todo, enseñar a pensar a la gente que llega acostumbrada a memorizar para aprobar"

1 comentario:

Marco dijo...

ES MUY GRACIOSO... fue ver el título del blog... y en ese mismo instante dije... PIVAN. xDD
no podía ser otro jajaja!! :D
pues... MUAJAJAJAJA!! te he encontrado!